Me gustan los prefacios

No todos, por supuesto. Hay prefacios de muchos tipos. Por ejemplo, esos de gran extensión y que explican, pongamos por caso, el sentido de una legislación que se desea modificar; o esos otros, en los que el autor derrocha alabanzas a una autoridad cuyo favor le importaba conseguir o mantener, aunque hay que admitir que … (Seguir leyendo)

Convencidos, pero equivocados

Tal es el título de un libro de Thomas Gilovich, un profesor estadounidense de la Universidad de Cornell. Deslizándonos más allá del intento de una reseña de la obra, publicada originalmente en 1991 y merecidamente bien considerada, parece atractivo encarar el título mismo. En efecto, a primera vista parece un título ambiguo, una expresión contradictoria o, … (Seguir leyendo)

Sobre Conjeturas e Hipótesis

Tu paso por una calle, tu ingreso a un local comercial, tu utilización de una autopista, todo puede quedar registrado por una cámara de televisión, un drón o algún otro ingenio tecnológico de detectación. Esas grabaciones son las huellas que dejamos, los rastros cuya secuencia pueden reconstituir nuestra conducta. En otros tiempos, las andanzas de … (Seguir leyendo)

Lavado de cerebro

El lavado de cerebro invadió la imaginación colectiva por la época de la Guerra Fría, ese período de la política mundial que se desarrolló, aproximadamente, entre el fin de la Segunda Guerra Mundial y el desmembramiento de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, URSS. Esa guerra, la Fría, nunca declarada pero siempre al borde de … (Seguir leyendo)

Dos hombres divididos

A fines del año pasado (el 28 de diciembre, para ser exactos), a los 79 años, falleció el escritor israelita Amos Oz. Había nacido en Jerusalén en 1939. Su vida estuvo profundamente marcada por las vicisitudes históricas del Estado de Israel. Al contrario de lo que pudiera suponerse, desarrolló una postura independiente, alejada de todo … (Seguir leyendo)

Fuenteovejuna

«Fuenteovejuna» es, probablemente, la más exitosa de las piezas teatrales del español Lope de Vega y Carpio (1562-1635). Siguiendo a los especialistas, se conjetura que debió ser escrita entre 1612 y 1614. Lo que no se conjetura es el hecho de que el autor tuvo a la vista –o se inspiró– en una revuelta campesina ocurrida en la … (Seguir leyendo)

Tetrapléjico

Despúes de Albert Einstein (1879-1955), el físico alemán de origen judío, sólo Stephen Hawking (1942-2018) logró ir más allá de los gruesos ventanales que separan los ámbitos académicos y los pasillos de la ciencia, hasta alcanzar la imaginación colectiva. Seguramente, un profundo y sincero sentimiento de compasión hizo vibrar a muchísima gente en todos los rincones del … (Seguir leyendo)